domingo, 9 de diciembre de 2007

Francisco José Alcaraz

El miércoles pasado, 5 de diciembre, a las 19:45 horas pasé por la Plaza Santa María de Jaén. Vi un pequeño grupo de personas que conversaban, me fijé un poco más, y uno de los individuos era Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, Me dirigí hacia él, le saludé y le felicité por la labor de su asociación. Nuestro paisano me dio las gracias, y siguió hablando con las personas que lo rodeaban. Al día siguiente, por la prensa, me enteré que a las 20:00 horas hubo una concentración en repulsa por el asesinato de los dos guardias civiles asesinados por ETA en Francia. Si yo hubiera sido el presidente de la AVT hubiera invitado a la concentración a todo el que me saludara, pero creo que por respetar mi libertad, Alcaraz no me invitó, y eso algo que le honra.

1 comentario:

cambiaelmundo dijo...

Hola, sólo quiero saludarte.
Un abrazo,